Marcha de Adviento.

Los jóvenes de nuestra parroquia participan este fin de semana en la Marcha de Adviento, de Miguelturra a Ciudad Real. ¡Una buena manera para prepararse para el tiempo de Adviento! 🙂

El corazón se hace pesado.

Recuerdo aquel chiste malo que decía cómo un hombre llevaba un yunque por el desierto. ¿Para qué? Él lo tenía muy claro: por si se presentaba un león u otra fiera, al soltarlo quedaría libre para correr más rápido…

En la vida, nos vamos cargando de yunques y los vamos portando por el desierto de nuestros caminos. ¿Su utilidad? Quizá no tengamos mejor respuesta que la del hombre del chiste.

La libertad tiene que ver con la soltura, con la ligereza, con la falta de peso, con la agilidad. El peso esclaviza; los bolsillos llenos nos impiden avanzar más deprisa.

Jesús de Nazaret también fue maestro clarividente de libertad. Antes de marchar, dejó a sus discípulos en atenta espera de la plenitud del Reino. Para ello, debían estar vigilantes, preparados, libres; aunque tardara en llegar el día definitivo. La rutina aparta nuestra mirada de lo que realmente importa y nos hace buscar otras ocupaciones para llenar nuestro vacío.

“Tened cuidado con el vicio, la bebida y los agobios de la vida” dice Jesús de forma explícita y clara a los suyos. Estas cosas “llenan de peso el corazón” y deja de esperar.

Sigue leyendo

La violencia en nombre de Dios es una contradicción.

(RV).- Papa Francisco: «La violencia en nombre de Dios no es moderna, es antigua… es antigua. Con reconocimiento histórico los cristianos a veces la hemos practicado. Cuando pienso en la guerra de los 30 años por ejemplo, era violencia en nombre de Dios. Hoy es inimaginable, ¿verdad? Así que llegamos a veces por la religión a contradicciones muy serias, muy graves. El fundamentalismo hoy… las tres religiones tenemos nuestros grupos fundamentalistas, pequeños en relación a todo el resto; pero la estructura mental de un grupo fundamentalista, aunque no mate a nadie, aunque no le pegue a nadie; es violencia en nombre de Dios, es violenta».

Estas fueron las palabras del Papa entrevistado por el periodista Henrique Cymerman, publicadas en distintos medios internacionales el 15 de junio de 2014, hablando entre otros temas, sobre la contradicción del fundamentalismo religioso que practica la violencia en nombre de Dios.

Sigue leyendo