Hacia el Domingo…30 de diciembre de 2018: “ADOLESCENCIA DIVINA”

Los evangelios transmiten pocas noticias sobre la infancia de Jesús y sus años de juventud. Solo san Lucas nos habla de un episodio cuando comienza la adolescencia del niño de Nazaret, a los doce años. Como todo adolescente, él busca la independencia frente a sus padres: su vida tiende al templo, en Jerusalén; sus padres, camino de Nazaret, preocupados, no comprenden su actitud. Es el reflejo de los difíciles momentos que toda familia afronta con el final de la niñez en sus hijos.

El Hijo eterno de Dios que se ha hecho carne debe aprender, como todos nosotros, el difícil arte de la libertad, de vivir en responsabilidad, de dejar atrás la niñez e iniciar los intrincados caminos de la adolescencia.

Sigue leyendo

Encuentro Navideño Parroquial Diciembre 2018.

El encuentro empezó a las 11:00 h., con una oración y viendo una película navideña con contenido religioso, que fue comentada a modo de debate posteriormente.

Hubo una participación de unos 40 chicos, 6 catequistas y D. Jaime (sacerdote), les acompañó durante toda la jornada y amenizó los cantos de la oración y villancicos con su guitarra.

Los chicos estaban muy contentos, participativos, con un ambiente de tranquilidad y buena conducta durante todo el día, y cercanía y cariño hacia los ancianos.

Después vieron el Belén de la parroquia y se hicieron unas dinámicas para jóvenes, y decoraron las felicitaciones navideñas.

 

 

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…23 de diciembre de 2018: “EL REGALO DE UN HIJO”.

¿Por qué tenemos la costumbre de hacer regalos? ¿De dónde viene este hábito que tanto nos gusta? ¿Por qué, especialmente, en Navidad?

Es más fácil responder a la pregunta sobre los regalos en Navidad: los magos se acercaron al hijo de María con sus dones –oro, incienso y mirra– que ya estaban anunciados en las antiguas Escrituras como signo de las riquezas que todos los pueblos traerían a la ciudad elegida, a Jerusalén. Todas las naciones reconocen al Dios de Israel y, por ello, agasajan a su ciudad santa, a su pueblo elegido. Se inicia, así, una época de prosperidad definitiva: todas las dificultades sufridas en la historia quedan superadas en esta era que tiene mucho de regreso al Paraíso.

Los regalos de san Nicolás tienen un origen distinto, pero, en el fondo, muy cercano al de los magos. La necesidad de una familia pobre hace que este santo, con toda discreción, comparta sus bienes para rescatar de la miseria, y hasta de la esclavitud, a unos pequeños.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…16 de diciembre de 2018: “SIGNOS DE ESPERANZA”

Ayer, durante un retiro espiritual de Adviento, un grupo de cristianos se preguntaba sobre los signos de esperanza que podemos ver en la actualidad. A esa misma hora, unos familiares me informaban del nacimiento de una niña. ¿No tienen que ver mucho ambas cosas?

Salieron a la luz muchos signos de esperanza, esa fue mi primera sorpresa: a pesar de todo, hay mucha esperanza en nuestros creyentes. Algunos de esos signos tenían que ver con realidades muy sencillas que nos acompañan cada día. Para uno, era signo de esperanza cada bautizo que se hace en la parroquia; otros, decían que lo es también la cantidad de adultos que se están acercando a las parroquias con motivo de la confirmación, aunque sea por motivos no siempre del todo puros. Otros, afirmaban que era un motivo de esperanza la oración por la mañana en la parroquia, un grupo pequeño de feligreses que oraban por las necesidades de los demás: ¡una oración cuya eficacia se podía palpar cada semana!

¿Qué hay debajo de todas estas constataciones? Una capacidad de ver lo que otros no ven. Para muchos, los bautizos pueden ser una molestia, o una costumbre rutinaria sin ningún valor de fe. Otros piensan que la oración de grupos pequeños en las parroquias es un signo de desesperanza: ¡pocos y mayores! Los hay, también, que ven solo folklore o cumplimiento en las catequesis de adultos o en otras actividades de nuestra Iglesia.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…9 de diciembre de 2018: “RETABLO DE NAVIDAD”

La Navidad ha inspirado siempre a nuestros artistas. El arte es la capacidad de expresar con belleza las dimensiones más profundas de la realidad. En el fondo, la gran obra de arte es Jesús de Nazaret, “el más bello de los hombres” que expresa en su materia toda la hondura de lo real y todo el misterio de Dios y del hombre. María es, por ello, la gran artista de la historia de la humanidad: lo sabemos por su obra, por el resultado de sus manos y su cuerpo entero que nos han regalado al Mesías. Pero lo sabemos, también, porque ha sido la persona más “inspirada” de la historia. ¿Qué sería el arte sin inspiración? María ha sido inspirada por el mismo Espíritu de Dios: su virginidad es signo de ello. En ella, las musas no han pasado un instante por su mente, su corazón, su mirada y sus manos para plasmar un atisbo de lo eterno: en ella, el Espíritu absoluto ha dejado su huella y le ha concedido dar a luz la belleza definitiva.

Bajo la sombra de esta mujer, artista entre los artistas, los alumnos del curso de Fundamentación de nuestro Seminario, bien conducidos por su formador, nos han dejado su arte como felicitación navideña. Ya se puede ver su “Belén” a la entrada de esa otra obra de arte que es la “casa de la vocación” de nuestra diócesis.

Se trata de un tríptico que juega con las vidrieras y las figuras, con lo transparente y lo opaco. Eso es nuestra carne: opacidad en espera de ser traspasada por la luz de lo infinito para sembrar claridad a nuestro alrededor.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo….2 de diciembre de 2018: “MANTENERSE EN PIE”

El tiempo de Adviento se abre con una promesa de esperanza que el profeta Jeremías se atrevió a pronunciar muchos siglos atrás: cuando llegue el heredero de David  el pueblo estará en paz, habrá justicia y derecho en la tierra y todos vivirán tranquilos. “Llegan días en que cumpliré la promesa” dice el profeta en nombre de Dios.

¿Cuándo se han cumplido sus palabras, cuándo ha llegado esa hora de justicia y paz en que reina la tranquilidad como tónica del pueblo de la alianza? ¿Acaso con Jesús de Nazaret y su predicación del Reino?

Pero Jesús, este domingo, pronuncia una profecía de angustia, locura, miedo y ansiedad en medio del mundo. ¿Habrá que seguir esperando todavía para el cumplimiento de las promesas? Parece haber una profunda contradicción entre las lecturas bíblicas. ¿Cómo comprender estas diferencias que parecen insalvables?

Sigue leyendo