Hacia el Domingo…3 de marzo de 2019: “DON RAFAEL TORIJA”

Hace veintiséis años puso nuestras manos entre las suyas y nos preguntó sobre la obediencia; también las ungió con un aceite especial que estremeció desde dentro todo nuestro ser. Fueron sus manos, extendidas entre el cielo y la tierra, las que imploraron, por encima de nuestras cabezas, la venida del Espíritu sobre nuestras vidas jóvenes para incorporarlas al sacerdocio.

Don Rafael Torija, obispo emérito de nuestra diócesis, murió ayer a la edad de noventa y un años. Mañana será enterrado en nuestra catedral.

Muchas son las virtudes y las anécdotas que podríamos repasar en estos días en que agradecemos, al final de sus días, toda una vida entregada en esta tierra. Creo que la mayor de esas virtudes y las anécdotas más importantes tienen que ver con su libertad puesta al servicio del Señor resucitado, nuestro Sacerdote, el Pastor de todos.

Don Rafael supo tomar su cruz y se puso en camino, como los Doce, detrás de las huellas del Maestro. Una cruz que ha vivido hasta el final de sus días, con los dolores y los límites de su enfermedad.

Sigue leyendo