Hacia el Domingo…28 de abril de 2019: “ÚNICO SEÑOR”

En boca de Tomás, apodado el Mellizo, las últimas palabras del evangelio suenan más fuertes y creíbles; suenan, ante todo, como si fuéramos nosotros mismos los que las pronunciamos, superando todas nuestras dudas y aceptando la verdad de la resurrección como una presencia que se nos regala: “Señor mío y Dios mío”. Es la confesión de fe más completa de todo el evangelio. Al principio, el mismo autor nos dijo que la Palabra era Dios; ahora, al final, después de un largo recorrido lleno de límites, el discípulo es capaz de pronunciar esa misma verdad como experiencia propia: Jesús, Palabra débil y encarnada, es Dios.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…21 de abril de 2019: “FUERON TESTIGOS”.

¿Sería posible la fe cristiana si Jesús de Nazaret no hubiera resucitado? ¿Seguiríamos celebrando la eucaristía cada domingo, se habrían inventado procesiones y actos de piedad? ¿Habría tenido fuerza la vida pública del Maestro de Galilea para engendrar a la Iglesia y extender el Reino por todos los rincones de la tierra? Sabemos cómo acabó todo a las puertas del sepulcro: los discípulos huyeron, las mujeres se mantuvieron a distancia, con un amor devocional y sincero. ¿Qué habrían hecho después? ¿Cuánto tiempo habría durado su memoria del Amigo crucificado?

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…14 de abril de 2019: “LÁGRIMAS DE PASIÓN”

No es improbable, en los días de Semana Santa, ver a personas derramando alguna lágrima, especialmente ante la presencia de alguna imagen de la Virgen o del Crucificado. En la vida diaria, las lágrimas son, normalmente, signo de dolor, propio o ajeno, físico o espiritual. Ante la imagen de Jesús de Nazaret crucificado nos sentimos acompañados en ese dolor, lo mismo sucede con nuestra imagen de María en la pasión, la compañera del Hijo hasta el final. Por eso, en la presencia del “dolor más grande”, nuestro sufrimiento se llena de emoción y se abre a la esperanza.

También hay llanto en los relatos bíblicos de la Pasión, también hubo lágrimas en la primera Semana Santa, la que dio origen a todo lo que somos. Nos fijamos en tres personajes que derramaron lágrimas en aquellos días cuya memoria celebramos.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…7 de abril de 2019: “SOLTAR LAS PIEDRAS”

“El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”: todos conocemos esta famosa frase de Jesús, pero no sé si conocemos el contexto en el que fue pronunciada. Los escribas y fariseos presenta a una mujer, sorpredida en adulterio, para que Jesús juzgue sobre su condena. A ellos no les importa la mujer: la utilizan para poder acusar a Jesús, para exigirle una respuesta que, en cualquier caso, le compromete.

¿No es este el caso de muchos “aficionados a jueces” que vemos en los medios de comunicación y que utilizan casos concretos de sufrimientos personales para atacar a la Iglesia o a personas que no piensan como ellos? El evangelio según san Juan nos dice algo parecido en el caso de Judas y su crítica al perfume de María de Betania con la excusa de los pobres: “Lo dijo –dice el narrador–, no porque le importaran los pobres, sino porque era un ladrón y quería quedarse con el dinero”.

Sigue leyendo