Hacia el Domingo…14 de abril de 2019: “LÁGRIMAS DE PASIÓN”

No es improbable, en los días de Semana Santa, ver a personas derramando alguna lágrima, especialmente ante la presencia de alguna imagen de la Virgen o del Crucificado. En la vida diaria, las lágrimas son, normalmente, signo de dolor, propio o ajeno, físico o espiritual. Ante la imagen de Jesús de Nazaret crucificado nos sentimos acompañados en ese dolor, lo mismo sucede con nuestra imagen de María en la pasión, la compañera del Hijo hasta el final. Por eso, en la presencia del “dolor más grande”, nuestro sufrimiento se llena de emoción y se abre a la esperanza.

También hay llanto en los relatos bíblicos de la Pasión, también hubo lágrimas en la primera Semana Santa, la que dio origen a todo lo que somos. Nos fijamos en tres personajes que derramaron lágrimas en aquellos días cuya memoria celebramos.

Sigue leyendo