Hacia el Domingo…18 de agosto de 2019: “UN BAUTISMO QUE DUELE”

Ayer por la tarde tuve el privilegio de bautizar a una niña. Muchos de nosotros hemos participado alguna vez en algún bautizo; la alegría suele ser el signo en estas celebraciones. Celebramos la vida, el futuro está presente, la familia se reúne y la pequeñez suscita en nosotros ternura y esperanza.

También habla de bautismo Jesús en el evangelio que este domingo se proclamará en nuestras parroquias: “Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla!”

La experiencia del bautismo es fuente de angustia para Jesús, muy diferente a la experiencia del bautismo que tenemos sus discípulos: ¿a qué se debe esta aparente contradicción?

Sigue leyendo