Hacia el Domingo…25 de agosto de 2019: “ATENERSE A LO DIFÍCIL”.

Durante este verano me está acompañando en muchos momentos la lectura de san Juan de la Cruz. Creo que es uno de los creyentes de toda la historia que mejor ha comprendido el misterio de Jesús de Nazaret. Copio a continuación algunos “Avisos” que él da como consejos para avanzar por el camino de la virtud o, mejor aún, por los caminos que conducen a la unión con Dios, al descubrimiento del amor más verdadero y definitivo:

“Procurar siempre inclinarse no a lo más fácil, sino a lo más dificultoso.

No a lo más sabroso, sino a lo más desabrido; no a lo más gustoso, sino a lo que no da gusto.

No inclinarse a lo que es descanso, sino a lo más trabajoso.

No a lo que es consuelo, sino a lo que no es consuelo; no a lo más, sino a lo menos.

No a lo más alto y precioso, sino a lo más bajo y despreciado.

No a lo que es querer algo, sino a lo que no es querer nada.

No andar buscando lo mejor de las cosas, sino lo peor, y traer desnudez y vacío y pobreza por Jesucristo de cuanto hay en el mundo”.

Sigue leyendo