Hacia el Domingo…2 de febrero de 2020: “PRESENTACIÓN DEL NIÑO”

Cuarenta días después de Navidad, vuelve la fiesta de la luz a nuestros pueblos: La Candelaria. Una fiesta de María, que es candela, como nosotros mismos estamos llamados a ser. Una fiesta, ante todo, de aquel que brilla como luz en nuestras candelas: el Hijo de María.

De ahí viene el nombre de esta fiesta del día dos de febrero: “Luz para alumbrar a las naciones” llamó el anciano Simeón al bebé Jesús cuando estaba entre sus brazos en el templo. Luz para todos y gloria para los suyos, para su pueblo, para Israel.

Un bebé que alumbra en manos de un anciano, en manos de su Iglesia y de cada uno de nosotros. Pero, ¿qué hacían allí, en el templo, los padres de Jesús? Se solapan dos rituales: la purificación de la parturienta y la presentación del primogénito. Este segundo ritual es el que tiene más importancia. ¿Cuál es sus signifcado?

Sigue leyendo