Hacia el Domingo…28 de junio de 2020: “PEQUEÑO Y CON FUTURO”

Una de las proclamas más importantes de la Iglesia en estos días de emergencia sanitaria ha sido la responsabilidad y la prudencia, la llamada a todos los creyentes para que, como en tantas otras ocasiones, vivamos nuestra condición de ciudadanos responsables en medio de una sociedad amplia y diversa. Esta debe seguir siendo nuestra actitud: prudencia, sensatez, responsabilidad.

Pero, junto a esta actitud fundamental, los creyentes también nos preguntamos sobre la voluntad de Dios para nuestro mundo y para su Iglesia en estos tiempos que nos desbordan y cuyas consecuencias no conocemos.

Sigue leyendo