Hacia el Domingo…20 de septiembre de 2020: “PRIMERAS COMUNIONES”

Debido a la situación de pandemia que llevamos sufriendo meses en todo el mundo, las Primeras Comuniones de nuestros creyentes más pequeños han tenido que retrasarse. Ha cambiado, también, la forma de hacerlo: ¿se parecen ahora más nuestras celebraciones a los orígenes de este sacramento o eran más verdaderas antes?

El libro de los Hechos de los Apóstoles nos relata los incios del cristianismo y, como corazón de sus actividades, se señala la celebración de la fracción del pan: “Partían el pan en las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y gozando de la simpatía de todo el pueblo” (Hch 2,46s).

La fracción del pan es un gesto tomado del ritual de bendición de las comidas judías: el pater familias, el dueño de la casa, partía el pan bendiciendo a Dios y lo repartía para que todos participaran de la bendición. Interpretado desde la pascua de Jesús, el gesto de partir el pan es también memorial de su cuerpo partido en la cruz. Celebrar la eucaristía es hacer memoria cotidiana de la entrega de Jesús, de su muerte redentora.

Sigue leyendo