Hacia el Domingo…19 de junio de 2022: “TE HAS HECHO PRESENTE”

El gran problema de la humanidad es la ausencia de Dios.

            Algún amigo mío matizaría esta frase y hablaría de la «ausencia aparente» de Dios: él está, pero no sabemos verlo. San Pablo lo escribió en su carta a los Romanos: el pecado embota la mente y nos hace no ver la presencia del amigo detrás de sus dones.

            Santo Tomás de Aquino, en plena edad media, ya reflexionaba sobre la posibilidad para el hombre de vivir sin Dios.

            El mundo está lleno de personas que cuentan sus experiencias de Dios y hablan con alegría de su propia fe; pero también son innumerables aquellos que experimentan la ausencia de Dios, de una manera u otra. Es más, prácticamente todos los grandes amigos de Dios en la historia, los grandes místicos, han sufrido la ausencia de Dios en sus propias carnes.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…5 de junio de 2022: “SIN REGALOS, SIN FUTURO”

            Siete semanas es una cifra redonda, como lo es el número cincuenta. Hoy es el día marcado por este número. Los judíos, cincuenta días después de la solemne fiesta de Pascua, celebran la fiesta de las Semanas, de la semana de semanas.

            Se trataba de la antigua fiesta de la Siega, cuando se recolectaban los cereales que alimentaban al pueblo durante todo el año. Con el tiempo, la fiesta de la Siega se convirtió también en la fiesta de la alianza del Sinaí, del don de la Ley: el ritmo agrícola festivo se conjugaba con el ritmo de la historia de la salvación. La naturaleza y la historia unidas bajo la experiencia religiosa de un pueblo que camina de la mano de Dios.

            En la celebración judía de Pentecostés del año treinta después de Cristo, san Lucas sitúa un acontecimiento en una casa de Jerusalén: la efusión plena del Espíritu de Dios que los profetas habían anunciado. Al don de la Ley sucede el don del Espíritu: nace un pueblo, fruto de la resurrección de Jesús de Nazaret.

Sigue leyendo