Hacia el Domingo…1 de septiembre de 2019: “LA HERIDA DEL CÍNICO”

Cuando conocemos bien a una persona es fácil que podamos destacar en ella alguna característica especial, que la defina de forma singular. Aunque no es fácil, también es interesante preguntarse esto mismo sobre cada uno de nosotros: ¿cuál es la característica que más me define? Tal vez, la respuesta no siempre coincide con lo que los demás piensan.

También de Dios podemos intentar entresacar su característica más importante y singular. Es posible que cada uno de nosotros subraye un detalle diferente; los mismos libros bíblicos no son unánimes en esta cuestión.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…25 de agosto de 2019: “ATENERSE A LO DIFÍCIL”.

Durante este verano me está acompañando en muchos momentos la lectura de san Juan de la Cruz. Creo que es uno de los creyentes de toda la historia que mejor ha comprendido el misterio de Jesús de Nazaret. Copio a continuación algunos “Avisos” que él da como consejos para avanzar por el camino de la virtud o, mejor aún, por los caminos que conducen a la unión con Dios, al descubrimiento del amor más verdadero y definitivo:

“Procurar siempre inclinarse no a lo más fácil, sino a lo más dificultoso.

No a lo más sabroso, sino a lo más desabrido; no a lo más gustoso, sino a lo que no da gusto.

No inclinarse a lo que es descanso, sino a lo más trabajoso.

No a lo que es consuelo, sino a lo que no es consuelo; no a lo más, sino a lo menos.

No a lo más alto y precioso, sino a lo más bajo y despreciado.

No a lo que es querer algo, sino a lo que no es querer nada.

No andar buscando lo mejor de las cosas, sino lo peor, y traer desnudez y vacío y pobreza por Jesucristo de cuanto hay en el mundo”.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…18 de agosto de 2019: “UN BAUTISMO QUE DUELE”

Ayer por la tarde tuve el privilegio de bautizar a una niña. Muchos de nosotros hemos participado alguna vez en algún bautizo; la alegría suele ser el signo en estas celebraciones. Celebramos la vida, el futuro está presente, la familia se reúne y la pequeñez suscita en nosotros ternura y esperanza.

También habla de bautismo Jesús en el evangelio que este domingo se proclamará en nuestras parroquias: “Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla!”

La experiencia del bautismo es fuente de angustia para Jesús, muy diferente a la experiencia del bautismo que tenemos sus discípulos: ¿a qué se debe esta aparente contradicción?

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…11 de agosto de 2019: “LA OTRA RIQUEZA”

La semana pasada, al hablar de la relación con las riquezas, Jesús dejaba en el aire una expresión llena de misterio: llamaba a sus discípulos a superar la codicia y a esforzarse en “ser ricos para Dios”. La tendencia del hombre es “amasar riquezas para sí”; en cambio, Jesús propone “ser ricos ante Dios”. ¿Qué quiso decir con esta expresión? ¿En qué consiste esa riqueza, cómo se consigue?

El evangelio que proclamamos este domingo, continuación del anterior, nos ayuda a comprender mejor esta expresión. Nos fijamos en algunas características de esta riqueza que no se pudre y dura para siempre.

En primer lugar, Jesús llama a sus discípulos “pequeño rebaño” y les invita a no temer, a confiar en Dios. Aquí tenemos la primera clave: ¿no es signo de temor el afán de acumular riquezas? ¿Por qué queremos tener más sino porque nos vemos vacíos por dentro y profundamente inseguros? El dinero ofrece seguridad; pero, ¿es esta la seguridad que afianza al hombre con unos cimientos sólidos y auténticos? Jesús invita a poner la seguridad en la persona, no en las cosas; en Dios, no en lo humano. Podemos atrevernos a decir que existe una relación directa entre deseo de riquezas y falta de confianza en Dios.

Sigue leyendo

Hacia el domingo…4 de agosto de 2019: “LA SABIDURÍA DEL RELOJ”

Si la persona es “yo y circunstancia”, como hemos aprendido de Ortega, es importante la circunstancia que nos toca vivir para crecer como personas y descubrir los caminos de la verdadera dicha.

Entre las “circunstancias” que nos toca vivir, este domingo se nos proponen dos bien importantes: nuestros bienes y nuestro tiempo.

La relación del hombre con sus bienes es uno de los signos más claros de libertad y madurez. Diferentes escuelas filosóficas y religiosas a lo largo de la historia han reflexionado y aconsejado sobre la difícil tarea de gestionar los propios bienes para no quedar ahogados por ellos. También la Biblia habla, y mucho, de esta dimensión; también lo hizo Jesús de Nazaret. De hecho, el consejo evangélico de la pobreza es el resumen de la actitud que Jesús propone al discípulo ante los bienes de la vida.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…28 de julio de 2019: “LA GRAN ASIGNATURA”

La vida es una escuela continua donde vamos aprendiendo, ante todo, el arte de amar. En este aprendizaje hay muchas asignaturas, y no todas son fáciles ni agradables. Si tuviéramos que dar un repaso a toda nuestra vida, podríamos hacernos algunas preguntas interesantes: ¿Qué es lo que más nos ha gustado aprender? ¿Cuál ha sido la lección más difícil de nuestra historia? ¿Qué es lo que más no ha costado? ¿Cuál ha sido la enseñanza más importante que hemos adquirido? Por otro lado, ¿he colaborado, también, a que otros aprendan y se hagan preguntas profundas? La vida es maestra gracias a tantos alumnos-compañeros que nos regala en el camino; gracias, también, a nuestros interrogantes más profundos que nos atrevemos a no acallar; gracias, muchas veces, a los sufrimientos y retos que nos llegan sin esperarlos.

Podríamos preguntarnos, también, quiénes han sido los grandes maestros que nos han ayudado a ir aprendiendo el sutil arte de vivir con sentido. En muchos casos, esos maestros pueden tener el rostro de un libro, o de una película, o de algún curso que hemos realizado, o algún viaje…

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…21 de julio de 2019: “JÓVENES QUE DAN EL PASO”

He tenido la suerte de pasar unos días, la semana pasada, con un grupo de adolescentes de Bachillerato que provenían de toda España. Cuando realizábamos cualquier actividad, la gente se extrañaba de ver tanto varón junto y joven: “Un colegio, seguro”, me decía una señora al vernos pasar. Otros, preguntaban a los jóvenes: “¿Sois un equipo de fútbol?”.

En realidad, éramos un “equipo de vocación”, un grupo de algo más de cincuenta seminaristas menores de toda España que, como cada año, se reunían para convivir, para compartir experiencias, para poner en común sus sueños de futuro.

Pudimos visitar la playa, observar estrellas con telescopio en un cielo limpio y frío, disfrutar de bailes regionales, aprender deportes nuevos de las lejanas tierras canarias… Pudimos, también, rezar el día de san Benito con un grupo de benedictinos, recibir un retiro en una casa de espiritualidad, ser acogidos por muchos párrocos de bellas iglesias que nos abrían sus puertas y nos explicaban su historia y su presente.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…14 de julio de 2019: “AMOR POR APROXIMACIÓN”

“¿Quién es mi prójimo?”. Es la pregunta que dio origen a una de las más bellas parábolas del Evangelio, la del Buen samaritano. El letrado, que sabe bien la jerarquía de los mandamientos, las prioridades en la moral, quiere justificar su pregunta apelando a las dificultades prácticas del amor: ¿a quién amar? ¿Quién es ese prójimo del que habla la Ley al que hay que amar como a uno mismo?

La parábola de Jesús da un vuelco a la misma pregunta: no busques prójimos a quienes amar, sino hazte prójimo de los que encuentras en el camino por medio del amor, de la misericordia. El prójimo se construye desde el amor, el amor es la prioridad, no la proximidad. La proximidad no es la causa del amor, sino su efecto, su hermosa consecuencia.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…7 de julio de 2019: “ALEGRAOS DE SU ALEGRÍA”

Un domingo más, una nueva semana, un nuevo “dominicus”, día del Señor. Un día más en que vivimos de la memoria de un judío que resucitó hace siglos junto a las murallas de Jerusalén. Una jornada más en que los creyentes en ese resucitado se reunirán en su nombre para celebrar su presencia, para hacer memoria auditiva y gustativa de su amor. Cada domingo renace la Iglesia, se renueva porque bebe el vino nuevo de un Espíritu que es eterno y la embriaga con amor limpio y alegría de futuro.

De alegría, precisamente, hablan las lecturas que los creyentes proclamarán en sus asambleas en este día. Una alegría que comienza en los profetas y llega hasta los apóstoles de Jesús.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…30 de junio de 2019: “TE SEGUIRÉ ADONDE VAYAS”

Uno de los rasgos más característicos de Jesús de Nazaret es que fue un Maestro itinerante; sus discípulos, por tanto, fueron seguidores, personas que aprendían caminando con él.

Aquellos seguidores se parecen poco a los “seguidores” actuales de las redes sociales. A lo largo de este domingo, en las iglesias se recordará una escena que nos ofrece algunas características principales de los seguidores del Maestro de Nazaret.

Jesús está subiendo a Jerusalén: comienza la segunda parte de su ministerio, que estará marcada por el fracaso. Aquí tenemos un primer rasgo identificador: los seguidores suelen ser tales cuando las cosas van bien, cuando hay fama y éxito. Jesús, en cambio, es Maestro que busca seguidores para seguirle hacia la entrega; en la dificultad se purifican las motivaciones y se consolida el compromiso. La primera dificultad surge desde el principio: los samaritanos no acogen al grupo de Jesús que se dirige a Jerusalén. Estos samaritanos son signo de muchas culturas e ideologías que no aceptan la dirección del cristianismo, su propuesta de vida; Jesús y su Iglesia son rechazados, muy a menudo, en su camino por esta historia. Ahí se fragua el seguimiento verdadero, la adhesión gratuita al Maestro, por amor.

Sigue leyendo