La Parroquia de Santiago en las montañas de Belén.

¡Cuántas veces ha sido bombardeada y atacada Belén, a lo largo de la historia! Y cuántas  ha  sido reconstruida.

RECONSTRUIRSE, VOLVER A LEVANTARSE, EMERGER, RENACER, RESUCITAR… Porque el perdón y la misericordia del Señor, llena la Tierra  y su Amor, es el Albañil de Dios, que levanta toda esperanza sobre la Piedra Fundamental,  porque sus materiales de construcción son más duraderos que los avatares de los tiempos – ¡Mis Palabras no pasarán ¡- así, una y otra vez, desde dentro y por fuera, desde las montañas, al valle que la nieve cubrió, La canción del Nacimiento del Hijo de Dios, se va extendiendo y metiéndose por cada poro de la tierra y de la piel de cada ser humano, animal, vegetal, rocoso, aéreo o líquido, pues toda criatura lo verá y hasta la noche pasará su mensaje sin alzar la voz,…aunque…! Alza la voz, vigía, como una trompeta , anuncia, que Jerusalén será reconstruida! PARA QUE CADA TIEMPO, PUEDA SER TESTIGO DE LO ETERNO.

Sigue leyendo