Nueva pregunta del “Tú preguntas”

Una cristiana nos ha mandado un e-mail a la sección de “Tú preguntas…”, y ha dado permiso para publicarlo en la página web. Entre otras cuestiones, nos ha planteado la siguiente:

“¿Qué nos exige la Fe en la lucha contra el mal de nuestra sociedad?”

Y le hemos dado la siguiente respuesta:

“En el mundo tendréis luchas… pero no tengáis miedo: yo he vencido al mundo” (Jn 16,33).
Son las últimas palabras de despedida de Jesús a los discípulos en la Última Cena.
Con el mal no se puede pactar, tampoco se puede mirar hacia otro lado. Es preciso seguir a Jesús en su lucha contra el mal.
El problema: ¿Cómo hacerlo?
El Evangelio nos da muchas claves para ello.
Entre otras cosas, como lo hizo Jesús: una lucha sin desaliento pero desde abajo, con las armas de Dios, como san Pablo nos recuerda en muchos textos de sus cartas.
La lucha de la historia se parece al combate entre David y Goliat o, mejor, al combate entre la Bestia y el Cordero (Apocalipsis). Si nos unimos a la Bestia o le hacemos frente con sus armas, somos vencidos. Si nos ponemos de parte del Cordero, vencemos, aunque en la apariencia parezca que quedamos derrotados.
Por otro lado, no podemos vencerlo todo. Nuestra lucha es con Cristo, desde abajo y en cosas muy concretas.
También, no hay lucha con futuro que no empiece desde uno mismo. La lucha externa por la justicia va unida a la lucha profunda contra el pecado, empezando con el propio.
Luchar, luchar con paciencia y confianza, con misericordia…
Esperamos ser de ayuda, y que ayudemos a muchos hermanos que a lo mejor también se la plantearon.