La Pastoral Obrera de toda la Iglesia

 

un faro ante la crisis

DIMENSIONES BÁSICAS DE LA PASTORAL OBRERA

La evangelización del mundo obrero, objetivo central de la Pastoral Obrera, es preocupación, responsabilidad y tarea de toda la Iglesia (EN 14; CLIM 19). Es ella, en cuanto cuerpo visible de la presencia de Cristo entre nosotros, quien recibe de El la misión de «ir por el mundo entero predicando la Buena Noticia a toda la humanidad» (Mc. 15, 15-20). Fiel a la voluntad de su Señor, toda la Iglesia ha de sentirse y ha de mostrarse corresponsablemente unida, también en el testimonio cristiano, en el servicio evangélico a los trabajadores y también a la voluntad transformadora de eses condiciones sociales que tan directamente afectan al mundo obrero.

Por ello es fundamental que en la comunidad creyente exista y se consolide una conciencia común, sinceramente compartida por todos los miembros del Pueblo de Dios, acerca de la necesidad, importancia y dimensiones fundamentales de una Pastoral Obrera verdaderamente eclesial. Sigue leyendo

Pastoral Obrera

Desde comienzos de este curso de 2014, hemos podido constituir un EQUIPO DE PASTORAL OBRERA, a partir de la Semana de Doctrina Social de la Iglesia que se desarrolló en el mes de mayo pasado en esta parroquia, de tan caracterizado  perfil obrero, aunque desde que funciona la Universidad en este barrio del Perchel, también lo universitario, forma parte de los rasgos de la identidad sociológica de la parroquia.

Formamos parte de la parroquia, y aunque de momento somos pocos, el espíritu de servicio – a quienes creen y a quienes no creen que la Iglesia aún tiene que proclamar, promover y celebrar el mensaje de Jesús, también y sobre todo en el mundo del trabajo, espina dorsal de la convivencia, de la dignidad y de la misión del ser social humano – mueve nuestras ganas de vivir y hacer vivir, en lo concreto de la “masa humana” el misterio de la fe personal y co-creadora con el Espíritu  que quiere cambiar y renovar la faz de la Tierra, para que se asemeje lo más posible al hogar de los hijos de Dios, el cual quiso hacerse hombre, trabajar con manos de hombre, sufrir con corazón de hombre y participar en la suerte de la pasión humana, de modo único y ejemplar.

En la práctica, nos reunimos regularmente cada quince días, jueves a la 17 h. y así ponemos en común lo que el espíritu y la Doctrina Social Católica van indicándonos en nuestras existencias. Para ello, nos informamos, analizamos, criticamos, examinamos, programamos y nos comprometemos, en la medida de nuestras fuerzas, con el amplio y complejo mundo laboral que en tan duras circunstancias se desenvuelve hoy día.

Desde aquí invitamos a todos y a todas quienes sientan que la vida del trabajo, a solas, en familia, en asociaciones… como sea, tiene algo que ver con el Evangelio y con el presente y el futuro de las condiciones sociales en cualquier circunstancia y forma.

Y también, como ejemplifica el Papa Francisco, nos encomendamos a las oraciones de todos y todas, para que podamos desarrollar esta confesada vocación de servicio, en la parroquia y en la ciudad. Gracias.

¿Qué es halloween?

Las Dominicas de Lerma son religiosas contemplativas que viven en ese pequeño pueblo de Burgos (España). Cada día envían lo que ellas llaman: un “reto del Amor“, que es una reflexión espiritual dirigida sobre todo a los seglares.

Estas monjas de clausura suelen recibir muchas preguntas e inquietudes, y entre ellas está el llamado “asunto Halloween“, que en los últimos años ha disparado la preocupación de muchos fieles que ven en esta fiesta pagana una connotación anticristiano..

¿Que es esta fiesta de Halloween?
Las Dominicas de Lerma responden a lo que muchas personas les preguntan: “¿Debemos o podemos celebrar esta fiesta?”. Y esta es la respuesta de las religiosas: Sigue leyendo

¿La ley más importante?

El doble mandamiento del amor resume toda la moral cristiana. Fue Jesús mismo quien, en la misma perspectiva que las escuelas fariseas de su tiempo, resumió toda la Ley, toda la Escritura, en estos dos preceptos unidos por la palabra “amarás”.

Pero Jesús no inventó nada: tomó dos mandamientos de la Ley de Moisés, del Pentateuco. El primero, del libro del Deuteronomio, de esa pequeña oración que los judíos siguen rezando Sigue leyendo