Hacia el Domingo…20 de mayo de 2018: “LLUVIA NECESARIA”

Estamos teniendo una primavera lluviosa. Todos nos preguntamos qué habría sido de nuestros campos si no hubiera llovido tan abundantemente durante el mes de marzo. Sin agua, la tierra se hace infecunda; cuando llueve, todas las posibilidades del suelo se desarrollan y explotan llenando de belleza y colorido nuestra tierra. Cuando los científicos estudian la posibilidad de que haya vida en un planeta, buscan, ante todo, la presencia de agua. El agua es la matriz de la vida.

El libro bíblico del Génesis nos dice que, en el origen, toda la tierra era un desierto porque no había hombre que la trabajara ni la lluvia de Dios había descendido del cielo. Bella forma de expresar la fertilidad de la creación: la lluvia y el trabajo, Dios y el hombre trabajando juntos para que la tierra cumpla su vocación de fecundidad.

Esta función vital del agua ha servido para expresar la misión del Espíritu de Dios en nuestra historia. Hoy es Pentecostés, la fiesta que celebra la gran difusión del Espíritu, la “lluvia de Dios”, fruto de la resurrección de Jesús.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…13 de mayo de 2018: “LAS DUDAS”

Este domingo, festividad de la Ascensión, será leído en nuestras iglesias el texto más denso del primer evangelio. Se trata del encuentro de los Once discípulos con el Resucitado en la montaña de Galilea. Un encuentro que tiene como fruto, ante todo, la misión, esa extensión de la Buena Noticia que no ha cesado desde entonces.

Al encontrarse con Jesús vivo, lo primero que hacen los discípulos es adorarlo. En este gesto, no solo está el reconocimiento de su victoria, sino que se nos ofrece un signo para recordar escenas pasadas del evangelio. En los comienzos, cuando los magos llegan desde Oriente, al encontrar al Niño, lo adoran: su actitud es un adelanto de la realidad plena que será mostrada a los discípulos para todas las edades. El gesto de los magos es una profecía del final de este Niño y su significado para todas las gentes. Ahora, más allá de la vida pública y la muerte, llega la adoración definitiva.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…6 de abril de 2018: “EL CENTURIÓN CORNELIO”

Dos fueron los problemas principales que tuvo que afrontar la Iglesia en sus inicios. El primero de ellos, también en el sentido cronológico, consistía en saber si Jesús proyectó abrir el Reino a todas las naciones o solo pretendía dirigirse al pueblo de Israel. El segundo estaba fundado en la fuerte conciencia escatológica de la misión de Jesús: la llegada del Reino es inminente; san Pablo, entre otros, pensó en su juventud que él mismo estaría vivo cuando llegase la manifestación del Señor. Universalidad y retraso del Fin fueron los dos grandes problemas que la Iglesia tuvo que aprender a resolver en los primeros años de su existencia.

Este domingo se nos invita a reflexionar sobre el primero de ellos. Algunos estudiosos de la Biblia, muchos de ellos provenientes también del judaísmo, ven en este proceso de universalización una traición a las intenciones de Jesús de Nazaret. Otros, por el lado contrario –muchos de ellos también judíos–, subrayan que el universalismo está ya presente en la religión bíblica desde sus orígenes.

Sigue leyendo