Hacia el Domingo 31 de marzo de 2019: “AL FINAL, EL BANQUETE”

Después de un largo camino por el desierto, un pueblo agotado, pero lleno de libertad, llega por fin a su tierra soñada, a la tierra prometida a sus antepasados. El primer acto que realizan al llegar es celebrar una fiesta, la Pascua, y comer los frutos de la tierra. Durante el camino han comido un pan sin cuerpo, un mínimo que sostenía su marcha y que venía del cielo, el maná, que nadie sabía muy bien qué era, pero que daba fuerzas para continuar hasta la meta.

Al salir de la tierra de la esclavitud, cuarenta años antes, también habían celebrado la misma fiesta, la Pascua, habían comido el cordero para que su sangre los distinguiera y salvara; habían comido hierbas amargas para recordar los tiempos sufridos, que ahora tocaban a su fin; comían pan sin levadura para dejar atrás todo lo viejo y comenzar algo nuevo, confiandos en las promesas que venían del desierto y del pasado.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…24 de marzo de 2019: “LOS FRUTOS DE LA HIGUERA”

¿Acabó entrando al banquete de su padre el hijo mayor de la parábola del hijo pródigo? No lo sabemos: se trata de una parábola abierta, cuya falta de un final pertenece a la esencia de su mensaje. La parábola se abre a la realidad: los oyentes, escribas y fariseos, deben terminar la parábola en sus propias vidas; la invitación está hecha: Dios ha salido a buscarlos, el banquete con el hijo pecador ha comenzado…

Otra parábola que también ofrece un final abierto es la de la higuera estéril, típica del evangelista san Lucas, como la del hijo pródigo: “Un hombre tenía plantada una higuera en su viña; fue a buscar fruto en ella y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: ‘Ya hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué ha de ocupar inútilmente el terreno?’ Pero él le respondió: ‘Señor, déjala por este año todavía. Mientras tanto, cavaré a su alrededor y echaré abono, por si da fruto en adelante: y si no lo da, la cortas” (Lc 13,6-9).

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…17 de marzo de 2019: “CRISIS Y ESPERANZA”

Con motivo de la Jornada del Seminario el próximo martes, 19 de marzo, se está celebrando una Semana Vocacional. Dentro de esta Semana, el miércoles pasado se organizó una mesa redonda sobre la crisis de las vocaciones: su historia, sus motivos, sus posibles perspectivas.

Los creyentes pensamos que Dios actúa en nuestra historia y nos habla a través de los acontecimientos. Hablar de crisis, por tanto, significa, en primer lugar, escuchar, discernir la voluntad de nuestro Maestro, del Señor de los tiempos.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…3 de marzo de 2019: “DON RAFAEL TORIJA”

Hace veintiséis años puso nuestras manos entre las suyas y nos preguntó sobre la obediencia; también las ungió con un aceite especial que estremeció desde dentro todo nuestro ser. Fueron sus manos, extendidas entre el cielo y la tierra, las que imploraron, por encima de nuestras cabezas, la venida del Espíritu sobre nuestras vidas jóvenes para incorporarlas al sacerdocio.

Don Rafael Torija, obispo emérito de nuestra diócesis, murió ayer a la edad de noventa y un años. Mañana será enterrado en nuestra catedral.

Muchas son las virtudes y las anécdotas que podríamos repasar en estos días en que agradecemos, al final de sus días, toda una vida entregada en esta tierra. Creo que la mayor de esas virtudes y las anécdotas más importantes tienen que ver con su libertad puesta al servicio del Señor resucitado, nuestro Sacerdote, el Pastor de todos.

Don Rafael supo tomar su cruz y se puso en camino, como los Doce, detrás de las huellas del Maestro. Una cruz que ha vivido hasta el final de sus días, con los dolores y los límites de su enfermedad.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…23 de febrero de 2019: “BENDITOS ENEMIGOS”

¿Cuál ha de ser nuestra actitud ante nuestros enemigos? Si la vida nos ofrece oportunidades para derrotarlos, ¿no hemos de aprovecharlas? ¿No existe una oscura satisfacción en comprobar la humillación de aquellos que no nos quieren? No hace falta estar en guerra para comprobrar el odio de muchas personas que buscan el mal de los demás.

Hace más de tres mil años vivió un personaje cerca de las riberas orientales del mar Mediterráneo que supo revertir esta tendencia del ser humano. Hasta dos veces pudo rematar a un enemigo que lo perseguía a muerte. El enemigo se llamaba Saúl, y detentaba el poder. El perseguido se llamaba David: estaba llamado a ser rey. Saúl perseguía a David por envidia, por temores fundados a que este hombre pudiera quitarle el reino en un futuro inmediato. Conservar el poder lleva consigo, a menudo, tener que derrotar a aquellos que nos lo discuten.

David, incluso, había recibido la confirmación de los profetas sobre su elección para el trono: Dios lo quería rey en lugar de Saúl. ¿Cómo habría de conseguir realizar esa promesa, que no solo él deseaba, sino que era la voluntad del pueblo, de los profetas y del mismo Dios?

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…17 de febrero de 2019: “¿SEREMOS FELICES?”

Una de las enseñanzas más conocidas de Jesús de Nazaret son las Bienaventuranzas. Pero, a menudo, tenemos más una idea tópica que un conocimiento real de estas Bienaventuranzas. Por ejemplo, es muy posible que muy poca gente se haya planteado  que conservamos en san Lucas una versión diferente a la que todo el mundo conoce de san Mateo, en su sermón del Monte.

A diferencia de san Mateo, que enumera ocho bienaventuranzas, san Lucas solo consigna cuatro. Por otro lado, las de san Mateo son proclamadas en tercera persona del plural: “Dichosos los mansos, porque ellos…”. En san Lucas, en cambio, están en segunda persona, se dirigen más directamente a los oyentes: “Dichosos los que ahora lloráis…”. A sus cuatro bienaventuranzas, san Lucas contrapone ocho maldiciones, para subrayar el contrase: Si los pobres, los hambrientos, los que lloran y los perseguidos son felices, desdichados son los ricos, los saciados, los que ríen y aquellos de quien todo el mundo habla bien.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…10 de febrero de 2019: “SESENTA AÑOS DE LUCHA”

“La mujer del siglo XXI: ni independiente, ni segura, ni con voz. Una de cada tres mujeres de hoy no es como te la imaginas”. El lema de Manos Unidas para este año suena desafiante y nos llama, como siempre, a abrir los ojos más allá de nuestra propia realidad inmediata.

Solemos juzgar cómo va el mundo desde dos realidades: cómo me va a mí mismo y, en menor medida, qué me muestran los medios de comunicación. Pero la realidad es mucho más amplia que mi mayor o menor bienestar, los temores de la humanidad son más vastos que mis propios miedos, también sus esperanzas.

Con el lema de este año, Manos Unidas pone el dedo en la llaga en un tema muy actual y querido por los occidentales, la situación de la mujer, pero sabe hacerlo ampliando nuestras perspectivas: “la mujer” no son solamente las mujeres de occidente, sino todas aquellas que viven sin ninguna voz ni protagonismo en muchos rincones apartados de nuestra tierra. Tienen un protagonismo fundamental en sus propios rincones, siendo ellas las que más luchan por superar el hambre en sus poblados y familias; pero son también las que más sufren el hambre de pan, de cultura y de Dios que a tantas personas afecta.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo 27 de enero de 2019…”CONVERSO”.

Me cuesta seguir las películas-documental; por eso, cuando me ofrecieron ver la película Converso, mi actitud primera fue la de buscar otra ocupación alternativa. Las circunstancias quisieron que, al final, estuviera sentado con mis compañeros ante la pantalla.

Me ha gustado mucho: agradezco la “obligación” que me permitió, a la postre, disfrutar durante todo el metraje.

No voy a hablar de las cualidades cinematográficas de esta película, entre otras cosas, porque no soy ningún experto en esas lides. Voy a reflexionar, sencillamente, sobre algunas ideas y perspectivas que la película suscitó en mí.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…20 de enero de 2019: “LA BODA MÁS FAMOSA”

No sé cuál fue, el año pasado, la “boda del año”; tampo sé cuál será este año. Es verdad que, según pasa el tiempo, el matrimonio no parece ser uno de los valores más significativos de nuestra sociedad. Pero sigue habiendo “bodas del año” y también “bodas del siglo”. Los reyes, los famosos, los deportistas… aumentan su fama también con sus relaciones afectivas, sus vidas privadas y sus compromisos de amor.

Es difícil que los periodistas y los expertos en sociología se pongan de acuerdo sobre cuál ha sido “la boda del siglo”; pero creo que todos estamos de acuerdo si nos atrevemos a señalar cuál ha sido la boda más famosa de la historia.

No fue en Londres, ni en el París de la Ilustración, tampoco en la medieval Verona, ni en los lugares míticos de la antigua Grecia o el ancestral Egipto. La boda más famosa de la historia fue en un pueblo de Galilea: Caná. Y no ha sido famosa por los novios, como sucede en todos los demás casos: ni siquiera conocemos sus nombres. Ha sido famosa por sus invitados: María y Jesús, de la cercana aldea de Nazaret; una madre de familia y un carpintero. Eran todo lo contrario a lo que hoy llamaríamos “famosos”.

Sigue leyendo

Hacia el Domingo…13 de enero de 2019: “LA VERDAD DEL BAUTISMO”

No es fácil distinguir, a menudo, entre un creyente y un no creyente. Es difícil, incluso, en nosotros mismos saber distinguir entre la dinámica de la fe y los momentos que la dificultan. ¿Cuándo somos más creyentes, en qué circunstancias vivimos con más coherencia la fe?

En el cristianismo existe un dato objetivo que nos clarifica: el sacramento del bautismo. Son cristianos aquellos que lo han recibido, aunque sean malos cristianos; no son cristianos aquellos que no han sido bautizados, aunque sean buenas personas. Es verdad que el bautismo no nos lo da todo: necesitamos que el Evangelio sea sembrado en nosotros, necesitamos acoger la Palabra, convertirnos y creer; pero el bautismo marca un cambio radical en nuestra condición. ¿Qué significa este sacramento para que nos configure de forma tan profunda?

Sigue leyendo